La fundación o pre-fundación del Grupo Scout Padua que este año cumple su XV aniversario es un tanto peculiar, la cual os voy a resumir intentado hacer memoria de aquellos años.

Inicialmente nos llaman a la asociación, Malupe Fuentes, la madre de una Scout que yo tenía en mi unidad Rangers, y me dice que en la parroquia de Bellavista quieren montar algo para los niños y jóvenes de la zona.

Inicialmente no me podía imaginar donde me metía y a lo que iba, pero llegado el momento me encuentro en una reunión con otras personas responsables de otras organizaciones juveniles, con el responsable de los grupos Salesianos, con uno de Juniors, y otros que no recuerdo bien de donde eran. Tengo que presentar el Proyecto Scout a los interesados de Cáritas de Bellavista, ver la exposiciones del reto, en definitiva, tengo que competir con otras organizaciones para ver que proyecto es el que van a elegir para esta parroquia.

Pasado un tiempo me llaman, y nos indican que tras analizar todos los proyectos presentados, finalmente se decantan por la creación de un Grupo Scout. Una llamada que me dio alegría y satisfacción, pues entendí que había sabido transmitir que es el Proyecto Scout y que aportaba, frente a otros ponentes y proyectos igual de interesantes y valiosos como el nuestro.

Podíamos decir, que había nacido nuestro primer Grupo Scout tras la presentación de un Concurso de Proyectos.

Tras esta primera competición, se trataba de no defraudar a los que habían confiando en Scouts Huelva, así que junto a Javier Rodríguez, en aquel momento responsable de Crecimiento, trazamos una estrategia y proyecto de crecimiento, en el que en primer lugar nos marcamos buscar un equipo joven que se hiciera cargo del proyecto y ofrecerles una primer formación scout.

Después de ese curso de crecimiento que desarrollamos en la parroquia de Bellavista, ya todo vino rodado, aunque no quiero olvidar las figuras claves en los inicios del grupo, su primer Jefe de Grupo, Paco Toledano, con el que compartí muchas horas de conversación, de desarrollo de ideas y como no, de risas y buenos momentos; y la figura un tanto olvidada de Malupe Fuentes, que quizás sin la agudeza e intervención de la misma, el Grupo jamás hubiese nacido en Bellavista, una mujer que supo estar y retirarse en el momento justo para dejar crecer el proyecto. Gracias a los dos desde la parte que me toca.

Galería de fotos de la preparación del XV aniversario. VER fotos