Hoy 22 de febrero, es llamado el Día mundial del Pensamiento Scout, en honor de la onomastica de Baden Powell, fundador del Movimiento SCout, al igual que la fecha de nacimiento de su esposa Olave Baden Powell.

El Día del Pensamiento Scout fue establecido en 1926 durante la cuarta Conferencia Internacional de Guidismo y Escultismo femenino, celebrada en el Campamento de Edith Macy de la Asociación de Guías Scouts de Estados Unidos.

La idea fue elegir el día en el que todas las Guías scouts del mundo pensaran las unas en las otras, y se eligió el 22 de febrero por ser la fecha de nacimiento de Lady Olave y Baden Powell. Se le llamó Día del Pensamiento, con objeto de dar fuerza a la idea de que era el día en que todas las guías scouts pensaran las una en las otras.

Seis años después, en 1932, el Día del Pensamiento ya estaba instaurado y funcionado correctamente, y se le añadió al proyeco la posibilidad de recaudar fondos para el sostenimiento del guidismo mundial.

No es hasta 1999, cuando se decide cambiar el nombre añadiendo la palabra “Mundial” para hacer más fuerza en la idea de que es un evento de carácter universal.