27 de enero de 2011 a las 10:00

Parece que fue ayer cuando nos reunimos en la parroquia de San Juan del Puerto para hablar sobre la posibilidad de crear un nuevo grupo en esa población. Fueron varias reuniones en la que fuimos avanzando y creciendo con la idea de crear algo. Esas reuniones dieron su fruto muy pronto, y comenzamos a montar un nuevo grupo scout al que se denominaría posteriormente Grupo Scout Ain Karem.

Ahora hace ya un año de ese comienzo, y nos encontramos con un grupo scout muy serio, con un kraal de responsables estable y formado, con tres unidades funcionando y con un censo de cerca de 90 scouts. Un proyecto que funciona, con credibilidad y reconocimiento público en su pueblo.

Hace unos días me invitaron a pasar un día de campamento con ellos, donde tuve el honor de participar en la ceremonia de promesa de unas responsables scoust, quizás uno de los momentos mas importantes y profundos en la vida del grupo. Pude dirigir unas palabras a los cerca de 90 scouts y a unos 150 padres que seguían con atención el acto. Este rato junto a los responsables del grupo Ain Karem me trajeron gratos recuerdos de mi etapa como responsable scout en mi antiguo y querido Grupo Scout Loyola.

Luego compartimos el armuerzo con los padres de los scouts, y pude establecer algunas conversaciones personales con algunos de los allí congregados, y claro está, me arrancaron un compromiso de volver a reunirme con ellos en una reunión en los locales del Grupo en San Juan del Puerto para constituir el Comité de Padres y ayudarles a desarrollar el trabajo del mismo, misión que recogí con mucho placer y que desarrollaremos el próximo 2 de febrero.