Doscientos cincuenta scouts llegados de todo el país representarán, no solo a los exploradores británicos, sino a los 31 millones de scouts de todo el mundo. Algunos de ellos, de entre 14 y 18 años, se encargarán de vender parte de los 150.000 ejemplares editados del programa oficial de la boda, desde uno de los puntos más representativos del recorrido que realizarán los novios una vez casados (concretamente en Horse Guards Palace, el cuartel de la caballería real). El dinero recaudado con su venta (a 2 libras cada uno) irá destinado a los proyectos de la Fundación del príncipe William y el príncipe Harry. Además, la contribución de los scouts a este día tan especial se verá reconocida con una mención en el propio programa de recuerdo (para los curiosos, página 27).

Estos jóvenes, orgullosos de representar al Movimiento Scout en un día tan importante para su país, estarán además contándolo todo en directo a través de Twitter y Facebook.

Fuentes: Web de la boda real, Scouts UK.

Fuente de la Noticia en español: La Roca del Consejo