En el Boletín informativo de la Refinaria “La Rábida”, número 371 de febrero de 2012, está publicada en sus páginas centrales una entrevista a mi amigo y compañero Ángel “Colete”, en la que se destaca una frase muy significativa “Un Buen scout es alguien que aprende a dar sin esperar nada a cambio”, una frase que define muy bien a todos los scouts y de una forma especial a “Colete”.

Colete, que es como lo conocemos desde hace muchos años, es trabajador en la Refineria “La Rábida” y es Scout al igual que su esposa Rocío y su hija, e imaginamos que volverá a ser padre de otro scout, pues está esperando un nuevo hijo que nacerá en pocas semanas.

Actualmente Colete, es animador ruta en el Grupo Scout Loyola del Movimiento Scout Católico, y actualmente presta un servicio voluntario en el Equipo de Comunicación de la Federación Scouts Católicos de Andalucía.

Tan solo me queda dar las gracias a Colete por ese compromiso tan fuerte con el Movimiento Scout, y que continue por muchos años más.