Es una visión muy particular de como vi y viví la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011, pero es mi visión, que posiblemente algún otro pueda incluso compartir parte de la misma.

Fueron unos días maravillosos cargados de muchas emociones y vivencias, pero sobre todo, unos días en los que tuve la oportunidad de conocer a muchas buenas personas. Gracias a todos por compartir vuestro tiempo, vuestras emociones y vuestra sonrisa.

Imagen de previsualización de YouTube