La Confederación Hidrográfica del Ebro, después de gastarse un dineral en habilitar los montes aragoneses y de ceder el pueblo abandonado Griébal a los scouts de Aragón en 1990, ha decidido cerrar hoy el pueblo y obligar al desalojo de todos sus acampados.

Este centro scout internacional cuenta ahora mismo con unos 600 acampados y voluntarios provenientes de varios países europeos y varios grupos scouts más llegarán en las próximas semanas.

Esperamos que se solucione de la mejor forma posible y he querido colaborar con este video para que quien quiera mostrar su apoyo escriba a Scouts de Aragón a griebal@scoutsdearagon.org